Monthly Archives: noviembre 2015

Comprar apartamento en Guarne, todo ventajas

Vivir en una gran ciudad es un sueño para muchos, pero para otras personas es más bien una pesadilla. Cada vez son más los que buscan poblaciones algo relativamente pequeñas para vivir. Para aquellos que sueñan con menos tráfico y más tranquilidad, comprar apartamento en Guarne puede ser la solución ideal.

No hace falta vivir en una urbe como Medellín, aunque se trabaje en ella. Si lo que se quiere es alejarse de los ruidos, del humo, de las aglomeraciones y las prisas, lo aconsejable es buscar residencia en las localidades cercanas, como Guarne.

Alejarse unos kilómetros de la ciudad tiene sus ventajas y no solo en lo que a tranquilidad se refiere. En primer lugar, se gana en salud: menos estrés y mucho más aire puro. Además, las relaciones interpersonales son verdaderamente más fluidas en pueblos pequeños, que en ciudades densamente pobladas.

Otra ventaja es el precio. Por lo general, el precio de la vivienda es más alto en la ciudad. Sí es cierto que hay una mayor variedad de casas y que, por lo tanto, es posible encontrar buenas ofertas, sin embargo a veces no resulta rentable. Tal vez por el precio de un pequeño piso en la ciudad, alejado además del centro urbano, se pueda encontrar una vivienda significativamente más grande en un pueblo situado a 20 o 30 kilómetros. La distancia no es demasiada y la inversión será notablemente inferior.

Y, además, los pueblos que crecen en los alrededores de grandes ciudades suelen tener todos los equipamientos e infraestructuras necesarios para vivir cómodamente. Realmente se echarán en falta pocas cosas de la ciudad.

Cuando se está acostumbrado a vivir en lugares grandes, trasladarse a localidades pequeñas puede parecer poco ventajoso, pero solo es cuestión de acostumbrarse. Es fácil que, con el tiempo, incluso nos arrepintamos de no haber hecho el cambio mucho antes.

Búsquedas rápidas y sencillas

Supongamos que necesitas un acupuntor en Cuenca, o tal vez un sitio donde alquilen limusinas en Barcelona. ¿Qué harías? Seguramente incluir esos términos en un archiconocido buscador de internet y cruzar los dedos para encontrar a la primera lo que buscas. Porque ¿qué hace un señor que se apellida Cuenca en medio de la búsqueda? ¿O por qué aparece una escuela de reiki en el listado?

Es lo que ocurre cuando se realizan búsquedas en el socorrido Google, que si tienes suerte encontrarás a la primera lo que buscas, pero si no es así, tendrás que modificar términos de búsqueda o sumergirte en miles de posibilidades hasta que encuentres lo que quieres.

Otra posibilidad es acudir al papel, ese aliado tan importante hace unos años. Ahí está todo más claro y bien clasificado, pero ¿quién tiene hoy en día una guía telefónica? Son casi objetos de museo.

Sin embargo, no hace falta desesperarse o perder toda una tarde para dar con ese acupuntor o ese sitio donde alquilar un vehículo en concreto. En los últimos años han proliferado los directorios o buscadores de empresas como unbuscador.es. ¿Más de lo mismo? En absoluto.

En este tipo de directorios puedes buscar por categoría y dentro de ellos en subcategorías, de modo que la búsqueda queda reducida a un apartado muy concreto. Además, se puede buscar solo por localidades o por comunidades autónomas. Y la lista de resultados se ciñe estrictamente a lo que se ha marcado en las casillas, de manera que podremos elegir entre unas cuantas posibilidades, sin tener que escarbar, todas serán perfectamente válidas.

Los directorios de empresas han abierto nuevas posibilidades a todo tipo de negocios o profesionales que trabajan por cuenta propia. Son una excelente herramienta para darse a conocer entre unos potenciales clientes que necesitan algo en particular y que como tal lo encuentran en estos buscadores.