Cirujano plástico: ayudando a mejorar integralmente a sus pacientes

Si está familiarizado con el mundo de las noticias sensacionalistas, al oír sobre un cirujano plástico lo primero que pensará será en alguna estrella de la música o el cine que pareciera no darse cuenta que ya es lo suficientemente atractivo y decide hacerse retoques innecesarios. Porque los casos más publicitados tienden a ser los que tienen peores resultados.

Esta idea da la impresión de que la cirugía estética existe solo para propósitos banales y para que los seres muy superficiales alteren su imagen, contradiciendo la enseñanza de todo buen libro de crecimiento personal: uno debe amarse tal y como es.

Pero si eso es lo que cree, probablemente ha sido otra víctima de los estereotipos y la prensa ruidosa. Estas intervenciones quirúrgicas van más allá de un retoque de nariz o un estiramiento facial y han ayudado a incontables personas en el globo a sentirse bien consigo mismas y a ser aceptadas en la sociedad.cirujano plastico

Especialmente es el caso de quienes han sufrido profundos traumatismos físicos o venido al mundo con malformaciones congénitas visibles como el pie equino varo o el labio leporino.

Tomemos como ejemplo a los soldados, aquellos que no consiguieron salir intactos de las batallas. Una herida de bala en el rostro es algo difícil de ver. Y ellos mismos, saben que se ven diferente, y padecen por ello. Sabemos que un ser educado solo se incomoda, pero nunca falta el desalmado que no dudará en burlarse del herido.

Ni siquiera los niños están exentos de esta congoja, puesto que no es ninguna sorpresa que los chicos pueden ser muy crueles. Así que, ¿cuál es el propósito de sentirse mal por algo que es remediable? un elemento indeseado que una simple operación o varias, logra deshacer, eliminando ese agobiante peso en la autoestima.

Una vez dicho esto, no hay que simplemente salir corriendo e ir con el primer doctor que se encuentre en el camino. Una cirugía es un proceso delicado que en las manos equivocadas puede causar mayor problema que aquel que pretende arreglar. Por esto busque médicos con experiencia, pulso firme, conocimientos actualizados y el mejor equipo de trabajo. Que devuelvan entonces la sonrisa a su rostro.