Tag Archives: fibrocemento

Estudio del fibrocemento

fibrocemento

La mayoría de las construcciones de viviendas y edificios contienen materiales a base de amianto o asbesto (nombre común), siendo uno de los más conocidos el fibrocemento, el cual se observa en placas para cubrir espacios o almacenes (techos), tubos para sistema de agua potable, bajantes y jardineras. Estos productos tuvieron gran demanda hace muchos años; no obstante, posteriormente resultó nocivo para la salud.

De allí, que es apropiado que la sociedad tenga conocimiento sobre los elementos que forman cada una de las cosas que utiliza, ya que además del fibrocemento, se sintetizaban otros materiales compuestos por un gran contenido de amianto (algunas veces sin control) y que a su vez sirven para elaborar barcos, aviones, coches, ferrocarriles y muchos más objetos.

El fibrocemento, también denominado uralita, proviene de la reacción química entre materiales calcáreos y silíceos con trazas de fibras que proporcionan su resistencia al impacto, este desarrollo se debe a Ludwig Hatschek. Dichas fibras inicialmente eran únicamente las provenientes del amianto, lo que ha sido desplazado en el mundo por otras de origen mineral u organismos no perjudiciales al ser humano.

La importancia del fibrocemento radica en sus impresionantes propiedades que permiten impermeabilidad, fácil manipulación, excelentes acabados en la construcción, aislante de agua y, por si fuera poco, a muy bajo coste. Cabe destacar, que parte de esta funcionalidad se debe a las fibras añadidas.

Ahora bien, las fibras de amianto generan dos enfermedades principales que son: cáncer de pulmón y asbestosis. Esto se debe a que éstas se caracterizan por su capacidad de ser liberadas al ambiente, unas son consideradas friables y otras no friables.

En el primer caso, se desprenden sin la acción de maquinaria, puede ser con la mano, la interacción con el aire, vibraciones o movimientos. En el otro caso, es menester el empleo de herramientas.

A inicios del siglo XXI se determina por expertos que la inhalación o contacto continuo con dichas fibras produce las molestias antes mencionadas, por lo que es necesario el reemplazo de todos aquellos materiales a base de asbesto.

Evidentemente, los encargados de retirar todos estos elementos deben estar formados adecuadamente en el tema para evitar un daño a su persona, esto implica técnicas especiales, así como equipos de protección.