taller chapa y pintura SEAT Tenerife

Taller chapa y pintura SEAT Tenerife: más que una simple apariencia

General Negocios

taller chapa y pintura SEAT Tenerife

Desde la invención del automóvil los fabricantes se han esmerado en darle una excelente presencia, dado que el aspecto exterior es su carta de presentación, y como reza el viejo adagio, no hay dos oportunidades de causar una buena primera impresión. Bueno, si la hay, y el taller chapa y pintura SEAT Tenerife se encarga de mantener su SEAT como cuando fue adquirido en el concesionario.

La forma y material externo del vehículo tiene varias funciones, darle un aspecto atractivo, en general, coherente con la marca, de tal manera que de un vistazo se identifique con el fabricante. Generar un enlace emocional entre la marca y el propietario, dado que muchas veces las personas se decantan por comprarlo porque le gusta, más que por sus prestaciones prácticas y técnicas.

Pero ha habido un cambio en la filosofía de construcción de la carrocería de los vehículos, basado en la protección del usuario y que ha hecho buscar nuevos materiales, y formas de procesarlos para que ante una colisión o un impacto, este sea absorbido por la unidad. Al mismo tiempo que se diseñan mecanismos para mantener al pasajero seguro dentro de la cabina.

Cuando nos fijamos detenidamente en las partes no expuestas al público podemos observar que hoy la carrocería es un todo integrado, y lo que antes era una base sobre la que estaba montada la cabina de pasajeros ha desaparecido por una serie de perfiles rectangulares que ante un impacto se comprimen evitando trasmitir la fuerza recibida.

Tal como se aprecia en la caña del volante que está fragmentada en tres o cuatro segmentos que permiten girar los neumáticos, pero no trasmiten ninguna fuerza axial, así mismo la base en la que está sustentado el vehículo tiene la capacidad de comprimirse y proteger al ocupante.

No solo hay una filosofía de protección en el momento de una colisión, sino que también los fabricantes de vehículos se cuidan de mantener en el mercado un inventario de partes de repuestos, de tal manera que, en caso de ser necesario, lo que se haya dañado por alguna razón, sea sustituida por otra igual, en la medida de lo posible en sus propios talleres, con un personal especializado para que todo quede como original en un mínimo de tiempo.